Una visión sobre como el país se convirtió en uno de los beneficiarios indirectos mas importantes del Plan Marshall.

El 7 de diciembre de 1941 Japón ataca la flota norteamericana apostada en la Isla de Pearl Harbor lo que marca una definitiva entrada de los Estados Unidos al Teatro de Guerra Europeo, además el Reich de Adolf Hitler le declararía la guerra abierta en su contra un día después de ese nefasto día.

El gobierno de los Estados Unidos de Venezuela encabezado por el General Eleazar López Contreras se había declarado neutral al comenzar la guerra en 1939 sin embargo la posición geopolítica e intereses económicos sobre el petróleo juegan un papel importante en la diplomacia internacional Venezolana que decide respaldar a los Norteamericanos y a sus aliados.

En 1941 es elegido presidente por el congreso de Venezuela el General Isaías Medina Angarita, quien representaría la voz de una creciente Venezuela que para ese entonces se consolidaba como el tercer exportador de petróleo del mundo y era de vital importancia apoyar a los gobiernos aliados para poder ganar la guerra, además de la creciente demanda sobre el crudo supondría para Venezuela ingresos fiscales importantes para poner en marcha el plan de obras publicas, gasto e inversión al mejor estilo Keynesiano. Luego de los acontecimientos de Pearl Harbor, Venezuela le extiende la mano a los EE.UU. como señal de su simpatía con un mensaje que el presidente Medina Angarita le hace llegar a al presidente Franklin D. Roosevelt a través del embajador Corrigan.

Asumir esta posición conllevo a la ruptura de las relaciones diplomáticas con las potencias del Eje e inmediatamente proteger las costas de nuestro país ya que se haría evidente que Alemania intentaría interrumpir los envíos de crudo procedentes de Venezuela. Tales sospechas se hicieron evidentes en febrero de 1942, los alemanes lograron hundir solo en ese mes 7 tanqueros que navegaban por nuestras aguas y atacar con éxito las refinerías de Aruba y curazao, el objetivo de los Alemanes era destruir a los tanqueros y si pasaban cercanos a patrulleros Venezolanos los ignoraban ya que llevar torpedos hasta la zona significaba un esfuerzo sobre humano y desperdiciarlos en barcos de guerra venezolanos era inútil, los submarinos se posicionaron estratégicamente en la línea marítima del golfo de Venezuela y las Islas Holandesas y sus acciones ofensivas tuvieron una incidencia negativa sobre exportaciones venezolanas de petróleo que las hicieron descender de 621.319 barriles diarios en 1941 a 405.904 barriles diarios en 1942.

En 1942 se puso en practica un sistema de protección para los tanqueros que transportaban combustible compuesto por patrulleros y buques escoltas y una eficaz vigilancia aérea por parte de los aviones norteamericanos que durante el día vigilaban las aguas que transitaban los buques. Con estas acciones se logró recuperar así las exportaciones venezolanas de crudo.

La maquinaria bélica de los aliados se hacia cada vez mayor con más aviones, submarinos, barcos, tanques, y vehículos que demandaban cada vez más petróleo además de la necesidad de extraer tolueno y gomas sintéticas derivadas del petróleo impulsó cada vez más la demanda sobre el petróleo Venezolano sostenidamente hasta el día D y luego hasta el rendimiento de Alemania en el año de 1945.

Para 1948 el desarrollo de la industria de los hidrocarburos aportaba el 65% del total de los ingresos del fisco nacional. Lo que se correspondía con la posibilidad de cumplir a cabalidad los planes de desarrollo de obras públicas impulsados por el presidente Medina.

Para este momento Venezuela pasó a ser uno de los mayores beneficiarios del Plan Marshall un plan estrategico para la Europa devastada por la guerra que constaba de ayuda económica, materiales e intercambio comercial productos en su mayoría norteamericanos, el cual requería colosales cantidades de energía para movilizar recursos y reconstruir toda la infraestructura de Europa, lo que llevó a Venezuela a una intensa actividad petrolífera que la posicionó en el primer lugar de países exportadores de crudo del mundo.

La prosperidad reinante en nuestro país atrajo a una cantidad enorme de inmigrantes provenientes de la guerra y exilados del franquismo español lo que colaboró con el desarrollo de la industria local brindándole a Venezuela la mano de obra calificada que tanto necesitaba.

Venezuela sin duda tuvo una gran influencia en el triunfo de las fuerzas aliadas en la Segunda Guerra Mundial por su sostenibilidad en la producción y refinación de combustibles a lo largo de todo el conflicto además de la celeridad mostrada de sus gobernantes de adoptar una política no beligerante pero a la vez favorecedora con los aliados.

Guillermo Rivero.-
*Fuentes bibliográficas:
Autor: P, Delia. Título Historia de La Diplomacia Venezolana [1999]

Autor: José Toro Hardy titulo Venezuela 55 años de Política Económica 1936-1991 una utopía keynesiana. [1992]

Autor: G, Irene. Título: Bajo el signo del Petróleo Vertientes históricas de la actividad petrolera en Venezuela [2008]